Familia de víctima de choque entre buses pice conciencia a choferes y empresarios Noticias | Sucesos | 25kph

  • Allegados fustigan medidas aplicadas a conductores por dueños de compañías
  • Piden que chofer involucrado no vuelva a manejar

La imprudencia en carretera sumó otra víctima con la muerte de Brayan Alvarado Espinoza, bodeguero de 29 años, quien falleció tras ser atropellado durante el choque entre dos buses, ocurrido en la autopista General Cañas el jueves 10 de mayo.

Luego de la muerte de Alvarado, sus familiares revelaron una historia llena de retos, tristezas y obstáculos que se mezclan con muchos tragos amargos: su madre falleció de leucemia cuando él era un niño de 9 años, poco después apareció su papá sin vida con un disparo en la cabeza y desde pequeño –junto a sus 2 hermanos- fue criado por 2 tíos que lo adoptaron.

Entre lágrimas y aún en shock, los allegados de la víctima pidieron que se haga justicia por la inesperada muerte de Brayan, quien sufrió la amputación de sus extremidades inferiores producto de la aparatosa colisión ocurrida en la carretera en sentido San José-Alajuela.

Alvarado, vecino de Alajuelita, recién se bajaba del autobús de la empresa Fernando Zúñiga e Hijos a la altura de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) en La Uruca, cuando un segundo bus (de la empresa Station Wagon) impactó al primero por detrás.

Luego de quedar prensado por varios minutos, Brayan fue trasladado de emergencia hasta el Hospital México donde murió el viernes. El suceso dejó 44 personas heridas, entre ellos 10 pacientes en condición roja y 22 en amarilla.

“Verlo partir de esta manera es muy duro. En los videos se muestra como, tal vez, el chofer del autobús (de la Station Wagon) iba con mucha velocidad. Es una imprudencia que se ve. Él (Brayan) murió de una manera muy fea”, dice Jean Paul Alvarado, mejor amigo del fallecido.

Investigación penal

La Fiscalía de San José investiga posibles imprudencias de los conductores involucrados en el percance. Especialmente, de parte del chofer de la empresa Station Wagon, quien fue visto manejando aparentemente a alta velocidad y con presuntas maniobras temerarias antes de chocar por detrás a la otra unidad.

Además, otro elemento puesto en discusión por la representación legal de la familia de Brayan –ejercida por Daniel Vega y Alfonso Ruiz- es la ausencia de una bahía para que los buses estacionen en esa parada avalada por el Consejo de Transporte Público (CTP).

Bajo la óptica preliminar de los abogados, la ausencia de ese elemento en la autopista hizo que el bus de la empresa Fernando Zúñiga e Hijos obstruyera el paso en el carril, mientras bajaba y subía pasajeros.

“Queremos hacer un llamado. Especialmente a los choferes de buses: uno sabe que, tal vez, van con un estrés muy alto, les miden el tiempo y después les cobran ¿Qué vale más? ¿La vida de una persona o un minuto de esos?”, indicó Luis Campos, tío político y padre de crianza de la víctima.

El familiar extendió el llamado a otras instancias del Estado y la sociedad.

“Las carreteras no tienen las condiciones. Los empresarios solo se fijan en la productividad y la rentabilidad. No les interesa nada más.

“Yo también entiendo al conductor: trabajar 12 horas para que me paguen 8 por los minutos en que se llega tarde no es fácil. Hay que ponerse en los pantalones de él, pues tiene familia que alimentar. Hasta cierto punto todos somos culpables. A veces, hasta los mismos usuarios porque pedimos paradas donde no hay. Ese estrés que ellos (los choferes) manejan no es fácil. Hay más responsables que solo el chofer. Eso sí, pedimos que no lo dejen manejar más, porque sí fue bastante imprudente”, dijo Campos.

Brayan fue descrito por su hermano gemelo Eliécer como una persona creyente en Dios, amante del fútbol y deseoso de concluir el bachillerato en secundaria para optar por mejores oportunidades laborales. En los últimos 4 meses trabajó para una bodega de la empresa Pops, muy cerca del sitio donde fue atropellado.

Misma palabras tuvo Luz Alvarado, su madre adoptiva. “Yo pido que se haga justicia. Que esto no quede impune, porque murió un gran ser humano como él. Era muy especial, como un niño grande, lleno de pura bondad”, dijo la mujer.

A marzo de 2018, el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) reportó 107 personas fallecidas por accidentes en carretera. De esa cantidad, 15 fueron peatones.

Haga clic para ver más noticias sobre: sucesos.

{{comentario[0] || ‘Anónimo’}} {{comentario[2]}}

{{comentario[1]}}

Que Opinas al Respecto?