Diario Extra – Arreglos en ruta 32 quitan vida a turoperador Noticias | Sucesos | 25kph

Un vecino de San José, identificado como Jorge Mario Arrieta Loaiza, de 34 años, murió de forma instantánea al colisionar violentamente contra un árbol a un costado de la ruta 32.

Según el reporte de la Cruz Roja, el bombazo se produjo a 1 kilómetro de la estación de Riteve, en San Miguel de Santo Domingo, Heredia.

El accidente ocurrió en la madrugada y el fuerte impacto alertó a algunos guardas de seguridad que se mantenían en ese punto.

Al llegar a ver lo sucedido, observaron los restos de la víctima prensados en la camioneta Mitsubishi en que transitaba y de inmediato telefonearon a las autoridades de rescate.

“Se atiende una colisión de un vehículo contra un árbol, localizamos un paciente prensado y se corrobora que no tenía signos vitales. 

Se esperó la orden de un juez para poder extraer los restos del vehículo, situación que tomó mucho tiempo porque el carro estaba totalmente colapsado”, manifestó el paramédico Róger Núñez.

 

VELOCIDAD

 

Son pocos los detalles que se conocen de la tragedia, pero lo que hasta el momento recopilaron las autoridades del Tránsito es que el auto dejó una huella de frenado de 28 metros.

Presumen que la víctima reaccionó a un evento previo, el cual provocó que el carro se saliera de la vía, volara hasta colisionar con el enorme árbol y quedara hecho pedazos.

Los lugareños y usuarios de la ruta 32 indicaron que en el punto donde murió Arrieta se realizan arreglos que mantienen la calle con algunos desniveles e incluso sin demarcación.

Este hecho, sumado a la falta de iluminación, serían el detonante para que el conductor perdiera el control del automóvil.

“Vivo cerca de ahí y están cambiando el asfalto, no hay iluminación y la calle está sin demarcar. Hay que adivinar los carriles, pero el exceso de velocidad no ayudó”, dijo Gary Betancur, vecino de la zona del accidente.

La falta de señalización en las labores viales sería un factor determinante para que los conductores no prevengan antes de pasar por el sitio, por donde se transita a alta velocidad.

“Está superpeligroso porque hacen reparaciones y no hay ninguna advertencia, creo que hay un tope de nivel del asfalto entre los dos carriles que puede provocar un accidente. Para las motos es un peligro, ya que raspan la calle y no advierten nada y uno se puede caer. 

Actualmente está entre el cruce de San Luis y Doña Lela sin ninguna señalización y ninguna advertencia de topes o cambios de nivel”, aseguró José María Arias.

 

OPERADOR

 

Arrieta Loaiza laboraba para una empresa operadora de turismo, no estaba casado ni tenía hijos.

Se presume que el hombre regresaba de recibir una atención médica, ya que en la muñeca derecha tenía puesta una vía.

En el auto también localizaron un bordón, que al parecer era de su propiedad debido a un padecimiento que afrontaba y lo usaba para caminar.  La camioneta fue reportada con pérdidas totales, aparece registrada a nombre de un empleado de la compañía Intel, de apellidos Padilla Montoya, quien tiene como dirección la misma ciudad del fallecido.

DIARIO EXTRA trató de comunicarse con los padres de la víctima, pero fue imposible contar con una versión.

El difunto era hijo único.

Que Opinas al Respecto?