Recursos para reparar derrumbe en vía a San Carlos también son un escollo Noticias | Sucesos | 25kph

  • Solución a caída de manterial estaría planteada en 2 semanas
  • MOPT y Conavi corren para completar deficiencias señaladas por CGR

Los recursos para la reparación del hundimiento reportado en el tramo central de la carretera a San Carlos dependen de la adenda 8, la cual el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) solicitará –por segunda ocasión- ante la Contraloría General de la República (CGR).

La obra, aquejada por atrasos y escasez de dinero, tuvo un nuevo escollo la madrugada de lunes. Un derrumbe en el kilómetro 21 del tramo central de la ruta en Anateri de Zarcero, entre Sifón de San Ramón y La Abundancia de Ciudad Quesada, afectó más de 100 metros longitudinales de la vía.

El ministerio está obligado a enmendar una serie de deficiencias para conseguir la aprobación de los recursos: afirmar que la carretera quedará terminada y en uso, completar estudios y diseños de ciertos tramos, brindar un estimado del costo final de ese tramo y estimar plazos de finalización.

Por deficiencias en los aspectos antes mencionados, la CGR rechazó la aprobación de la adenda en julio anterior.

“Estas soluciones van en la adenda número 8. La cual están formando (el MOPT) para presentarla cuanto antes. Vamos a esperar la posición oficial de los expertos, para ver cuáles soluciones darán”, manifestó Patricia Romero Barrientos, presidenta de la Asociación Pro Carretera a San Carlos.

La adenda 8 (de $24.6 millones) ampliaría en 320 días el plazo para concluir la obra a cargo de la Constructora Sánchez Carvajal. Si la modificación prosperaba, el monto contractual se incrementaría a más de $213 millones.

Según Conavi, los recursos servirían para resolver –además de lo mencionado- resolver un imprevisto geotécnico en el kilómetro 36, concluir el puente Espino (1 de 9 puentes en total) y las intersecciones. Por lo menos a nivel de base, sin que se les coloque carpeta asfáltica.

MOPT procura evitar atrasos

El ministerio sabe que la carretera a San Carlos está trazada en un terreno ‘geológicamente complejo’ y así lo pidió entender a la población.

El tramo, donde está el derrumbe, forma parte de una faja de 5 kilómetros que no ha sido asfaltada ante anomalías que podrían replicar situaciones similares. El resto del trayecto de 23 kilómetros está asfaltado.

“Sifón-La Abundancia era una carretera de montaña que era a 2 carriles y que en su momento se tomó la decisión de hacerla en 4. Al ampliar la carretera y cambiar el estándar de diseño de la vía, hace más complejo abrir camino en un terreno montañoso como este”, aseguró Germán Valverde, ministro del MOPT.

El funcionario aseguró que el riesgo de que ocurran derrumbes en los 23 kilómetros asfaltados es ‘mínimo’, pues ya se ejecutaron las soluciones geotécnicas para brindar estabilidad en el terreno.

Solo en el tramo central se diseñaron soluciones geotécnicas para 73 puntos, desde el más pequeño movimiento de tierra por inestabilidad, hasta el caso más grave: el puente Laguna (ha sido desarmado en múltiples ocasiones). A mitad de se habían ejecutado 33.

“El kilómetro 21 es 1 de los 2 sitios en los que hace falta diseñar la solución (…) Lo ocurrido no debería atrasar el proceso de construcción de la obra. Dado que las soluciones geotécnicas para ese sitio están contempladas en el cronograma de trabajo”, apuntó Valverde.

Funcionarios del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y fiscalizadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) explicaron el martes al diputado sancarleño Edgardo Araya, del Frente Amplio (FA), que existen otros 5 puntos en riesgo de sufrir derrumbes similares.

Se estima que en 2 semanas la solución al hundimiento esté lista.

{{comentario[0] || ‘Anónimo’}} {{comentario[2]}}

{{comentario[1]}}

Fuente Original

Vamos, Comenta